lunes, 6 de junio de 2016

[ReV] Torrevieja Nocturna: Pactando con lobos - Sesión 2x3


"Everything looks better, when the sun goes down"
The Pretty Reckless.



Tras lo sucedido durante estos últimos meses, las cosas parecen haberse calmado en la Ciudad de Torrevieja. Un nuevo comienzo se visualiza en el horizonte, y los Vástagos de la Ciudad deberán dejar sentadas las bases de como serán las cosas a partir de ahora. El Regente Rodrigo Álvarez organizó una fiesta en las que todos los Vástagos estaban invitados. Allí, en la biblioteca pública de la Capilla, había expuesto sus mejores obras y tesoros para que todos pudieran admirarlas.
Además, había invitado a altos cargos de la Camarilla de Valencia, los cuales llegaron entre pomposas introducciones y rápidamente se unieron a la fiesta. Tras el intercambio de regalos correspondiente, en el que el Regente devolvió a las manos correctas un antiguo manuscrito y a él le entregaron una daga de plata, la fiesta avanzó.
Muchos estaban interesados en los artefactos y tesoros que allí estaban expuestos, mientras que otros se dedicaban a la política, organizando lo que parecía ser un nuevo comienzo para la Ciudad de Torrevieja. Durante la celebración, sucedieron varias cosas que tocaban seriamente a la política de Torrevieja, tales como la elección de Natsuki como Arpía de la Ciudad, gracias a la intervención de la Arpía de Valencia, el cual introdujo un juego dentro de la fiesta que se podría llamar "Descubre al Infiltrado".
El infiltrado era ni más ni menos un LaSombra, el cual se desenmascaró por propia voluntad ante la vista de todos y gracias a su pasado y a sus informaciones, ha podido encontrar refugio a salvo dentro de la Ciudad. Aunque quién sabe por cuanto tiempo.
La Celebración quedó truncada cuando Torrevieja cayó presa de un ataque por un enemigo desconocido al principio. Las puertas de la Capilla se cerraron mientras que los teléfonos no paraban de sonar. Minutos antes, Zorg y Álvarez partieron raudos debido a una llamada de teléfono del propio Markus. En ese momento, Rodas, parte de la Seguridad de la Capilla, capturó a un hombre que había logrado introducirse antes que las puertas se cerraran.
El hombre simplemente reía, presa de la locura, y cuando se lo quiso interrogar, estalló en mil pedazos, dañando seriamente a varios Vástagos que allí se encontraban.
Luego, las puertas se abrieron y una reunión improvisada comenzó en la puerta de la Capilla Tremere.