miércoles, 19 de febrero de 2014

Mouse Guard (I) - Toma de contacto


"Imagínate por un momento que eres un ratón. Sí, un ratón en un mundo medieval donde tanto tú como tu especie se enfrenta a los peligros que suponen otros animales que os utilizan como aperitivo, el clima que afecta de manera exponencial a vuestra pequeña raza y, por si eso fuera poco, las intrigas y las traiciones. En el momento en el que empieces a luchar contra todos estos obstáculos en el nombre de La Guardia, estás empezando a jugar a Mouse Guard."

    Mouse Guard es un juego de rol basado en los cómics de David Petersen y creado por el mismo con la colaboración de Luke Crane (creador de The Burning Wheel). En él, los jugadores encarnarán a miembros de La Guardia que se enfrentarán a todo lo que intenta azotar la sociedad ratonil que han creado, velando por su prosperidad. Dado que recientemente éste juego ha sido editado en España por Holocubierta Ediciones, un grupo de La Esquina Amarilla ha tenido una primera toma de contacto con el juego.

    Aunque no se haya terminado de profundizar en una sola partida ni en su sistema ni su contexto, la impresión general ha sido muy positiva. Los elementos del juego absorben completamente al jugador, haciendo que algo tan sencillo como cruzar una arboleda sea toda una aventura  y todo un peligro para nuestros personajes. A parte de ello, nos encontramos con que esta ambientación ofrece una sensación fresca e innovadora donde el factor del trasfondo juega un papel muy importante y ofrecerá dinamismo a nuestras partidas, y tanto fue así que desde el principio no tuvimos el más mínimo problema de, sin requerirlo, imitar las voces que imaginábamos que podrían tener nuestros personajes. Además de ello, lejos de que las grandiosas ilustraciones del libro puedan parecer infantiles y que el hecho de ser ratones incite a un juego más desenfadado, no quitarán ni un ápice de dramatismo a la historia.

    Por lo que al sistema se refiere, utiliza unas fichas con puntos muy bien definidos. Nuevamente, en ella nos muestra que el trasfondo del personaje será vital para nuestro juego, pues los campos de Creencia o Instinto serán muy determinantes a la hora de proseguir la historia y de definir al ratón. Encontramos habilidades frescas y variadas que nos ayudarán, más si cabe, a hacernos a la idea de qué es nuestro personaje, con algunas tales como conocimientos sobre cosechas, madrigueras o incluso depredadores como las comadrejas. Aunque debemos decir (y dicho sea otra vez de paso que esto se trata de una primera toma de contacto) que la habilidad Explorador parece jugar un papel especialmente importante en muchas de las acciones de un ratón, dando la sensación de desequilibrar un poco la balanza.

    En definitiva, Mouse Guard es un juego recomendado donde podrás jugar una fantasía épica que te ofrecerá un punto de vista diferente con sensaciones poco vividas hasta ahora en otros juegos del género.